Doug McDermott busca un hogar definitivo en los Dallas Mavericks

Los Dallas Mavericks se movieron en el pasado trade deadline, dando un paso más en su apuesta por el futuro al adquirir una segunda ronda del próximo Draft y al alero de 26 años de edad Doug McDermott.

La nueva incorporación de los Mavericks pasó a la historia como uno de los mejores jugadores universitarios que jamás se hayan visto. En las cuatro temporadas que jugó para su padre Greg McDermott en la Universidad de Creighton, Doug promedió 21.7 puntos y 7.5 rebotes por encuentro con un 45.8 por ciento de acierto en triples, llevándose el AP Player Of The Year entre otros galardones, y finalizando con un total de 3150 puntos anotados, el quinto máximo anotador en la historia de la NCAA, una lista que lidera Pete Maravich con 3667.

“Nuestros hijos tuvieron la oportunidad de viajar a algunos sitios y ver algunas cosas que otros niños no podían hacer,” decía el entrenador Greg sobre sus hijos. “Al mismo tiempo su padre estaba mucho tiempo fuera, probablemente solo vi la mitad de los partidos de instituto de Doug, cuando tuvo un gran éxito, y habría sido divertido haberlo disfrutado más. Pero muchos padres mandan a sus hijos a la universidad e igual los ven tres veces al año, y yo he tenido la oportunidad de trabajar con mi hijo cada día. Eso ha sido un regalo como padre. Al mismo tiempo, a mí no me habría gustado tener que ver a mi padre todos los días en la universidad.”

“Cuando era joven él siempre estaba de viaje, ya fuese con su equipo o reclutando,” explicaba Doug McDermott en su año senior. “La gente realmente no se da cuenta de lo ajetreada que es la vida de un entrenador universitario, porque en realidad no tienen offseason. Ahora hay días en los que me cabrea un poco más que otros, y puede cansar un poco porque he estado escuchando esa voz durante años, pero cuando estamos en la cancha no es mi padre, es coach Greg.”

Tras cumplir su ciclo universitario se presentó al Draft de la NBA de 2014, donde fue seleccionado con el pick número 11 por los Denver Nuggets para ser traspasado después a los Chicago Bulls. Desde entonces los únicos seniors seleccionados más altos que él han sido Frank Kaminsky al año siguiente con el pick 9 y Buddy Hield en 2016 con el pick 6, en una NBA que cada vez opta más por el talento ultra joven en el Draft, pues el primer senior seleccionado en el pasado mes de junio no llegó hasta el puesto 29 con Derrick White y los San Antonio Spurs.

Desde que llegó a la NBA, McDermott promedia 7.9 puntos y 2.3 rebotes en los 250 encuentros que ha disputado, siendo su virtud más valorada probablemente el lanzamiento exterior, con un 40.1 por ciento en triples. Sin embargo, ese dista de ser su único punto fuerte. Como buen hijo de entrenador de baloncesto, McDermott es un jugador muy disciplinado, con una alta IQ y muy generoso en la pista cualidades que Rick Carlisle sin duda sabrá valorar.
“Me gusta lo que ha estado haciendo,” dijo Rick Carlisle después del primer partido de McDermott con la camiseta de los Mavs. “Ofensivamente es alguien a quien hay que prestar atención. Se mueve genial sin el balón y tiene uno de los lanzamientos más rápidos que he visto, hay muy pocos que sean tan veloces. Creo que va a encajar bien con la gente que tenemos aquí.”

Ser ya alguien del gusto del entrenador es un buen primer paso, pero además los Mavericks opinan que a sus 26 años McDermott aún tiene potencial por destapar, y que la forma en la que ha sido utilizado y más en concreto el puesto en el que ha jugado puede tener algo que ver en que no haya alcanzado su pleno rendimiento.

“Para mí tiene que ver con su posición,” dijo Carlisle antes del debut. “Creo que ha jugado sobre todo de tres en la NBA, y me gustaría echarle un vistazo en el tres y en el cuatro. Sé que en ataque puede funcionar en ambos puestos, veremos cómo se adaptaría en defensa. Jugó mucho de cuatro en la universidad, casi exclusivamente, y por eso vamos a probarlo. No es alguien que te vaya a superar con fuerza bruta, pero el juego tiene que ver mucho con los ángulos y si eres así de bueno en ataque, puedes mantener el tipo en defensa también.”

La presencia de McDermott en la pista proporciona a los Mavericks otra amenaza exterior, algo que ayuda a abrir la pista para el resto. Algunos de sus compañeros ya lo han notado.

“Ha sido evidente esta noche,” dijo Dennis Smith Jr. sobre el espaciado de McDermott después de su primer partido juntos. “Cuando sale de los bloqueos muchas veces el hombre grande también se va con él y le sigue porque sabe lanzar muy bien. Así encontré a Salah Mejri en un corte y creo que Dirk consiguió su mate así también. Ayuda a espaciar la pista para el resto.”

El mismo alero considera que el Sistema ofensivo de Rick Carlisle tiene potencial para sacar lo máximo de él. A pesar de su acierto exterior, Doug solo promedia 2.7 intentos de tres por partido en su carrera, un número que espera aumentar en un equipo que lanza mucho de tres como los Dallas Mavericks.

“(Mi juego) encaja realmente bien,” dijo McDermott sobre su estilo y el sistema ofensivo de los Mavericks. “Creo que el entrenador pone a sus lanzadores en posiciones muy buenas, y para eso es para lo que estoy yo en la pista. Es excitante estar aquí, juegan de la manera correcta. Estoy muy emocionado por estar aquí.”

En su llegada a Dallas McDermott se encontró con un viejo conocido: Harrison Barnes. Ambos fueron compañeros de equipo en el instituto en el Ames High School durante dos temporadas (2008-09 y 2009-10) y lideraron a su equipo a dos títulos estatales con un récord perfecto en esas dos campañas: 53-0. No perdieron ningún partido en aquellos dos años.

“Yo realmente lo admiraba por lo duro que trabajaba,” decía McDermott en su año sophomore al Star News. “Creo que en parte me encuentro donde estoy ahora mismo por el modelo que él fue para mí. Recuerdo que en nuestro año senior estaba a las 6 de la mañana levantando pesas y después hacía una sesión de lanzamiento. De vez en cuando teníamos algún día libre y él nos mandaba mensajes para que fuésemos a entrenar con él. Fue un gran líder durante el instituto, y está muy bien ver lo lejos que ha llegado.”

El próximo verano McDermott será agente libre restringido. Durante los dos próximos meses, los Dallas Mavericks evaluarán de cerca su juego, y él intentará convencerles de que merece un puesto en la plantilla a largo plazo.

Tras pasar por cuatro equipos en cuatro años, Doug McDermott busca un hogar definitivo. Tanto él como los Mavericks intentarán que lo encuentre en Dallas.